El misterio del reciclado de las cajas de pizza

Grasa podría ser la palabra necesaria. Si alguna vez se ha preguntado si todas las cajas de cartón corrugado, algunas o ninguna de ellas pueden reciclarse, eche un vistazo a nuestro misterio resuelto.
Publicado por
Cortesía de Earth911


Muchas personas creen que las cajas de pizza son reciclables. De hecho, la mayor parte de las cajas tienen símbolos de reciclado y tradicionalmente están hechas de cartón corrugado. Son reciclables y provienen de material reciclable.

Sin embargo, lo que las convierte en no reciclables es el delicioso y caliente bocadillo que traen en su interior, específicamente, la grasa y el queso de la pizza que ensucian el cartón.

Entonces, las cajas de pizza manchadas con comida o cualquier producto de papel que tenga manchas de grasa o alimento no se pueden reciclar, a menos que se saquen las partes manchadas.

Pero, ¿a qué se debe esto? y ¿cuáles son las consecuencias para el público general fanático de las pizzas? Bueno, la pizza.

Cómo se recicla
Los alimentos son uno de los peores contaminantes en el proceso de reciclado del papel. La grasa y el aceite no son un gran problema para el plástico, el metal y el vidrio ya que esos materiales se reciclan usando un proceso térmico. Pero, cuando los productos de papel, como el cartón, se reciclan, se mezclan con agua y se convierten en una pasta. Como sabemos el agua y el aceite no se mezclan, entonces el problema es claro.

La grasa de las cajas de pizza hacen que el aceite se vaya a la parte superior de la pasta y las fibras de papel no se pueden separar del aceite durante el proceso de elaboración de pulpa. Esencialmente, este contaminante arruina todo el lote. Es por esto que otros elementos relacionados con los alimentos no se pueden reciclar (platos de papel usados, servilletas usadas, toallas de papel usadas, etc.).

"El aceite interfiere en el proceso de realización del papel", comenta Terry Gellenbeck, analista administrativo de desperdicios sólidos de la ciudad de Phoenix. "El aceite causa grandes problemas para la calidad del papel, en especial la unión de las fibras. Introduce contaminantes por lo que cuando se escurre el agua, aparecen huecos y orificios".

Pero, ¿qué sucede con otros elementos que normalmente se encuentran en los productos de papel, como la tinta? "La mayor parte de las tintas no provienen del petróleo; por lo tanto, se descomponen rápidamente. Los alimentos son un gran problema", dice.

También, se debe ser consciente de los adhesivos que pueden encontrarse en las cajas de pizza (cupones, calcomanías, etc.) ya que son contaminantes. Conocidos como "adhesivos sensibles a la presión (PSA)", pueden arruinar el proceso de reciclado tal como lo hacen los restos de aceite o alimentos.

Cajas engañosas
Muchas personas admiten que han intentado "pasar" las cajas de pizza con las cajas de cartón y otros elementos de papel. En realidad, eso hace daño ya que el cartón contaminado podría arruinar el lote de reciclado completo.

De hecho, la contaminación en el negocio del reciclado es un gran problema. Se calcula que los costos de la contaminación irresponsable llegan a los 700 millones de dólares por año en toda la industria. Gellenbeck estima que a la ciudad de Phoenix, la contaminación le cuesta alrededor de 1 millón de dólares por año, debido a los daños en las máquinas, los costos para deshacerse de material no reciclable y el tiempo, los materiales y la eficiencia desperdiciados. En 2008, la ciudad procesó 129,000 toneladas de materiales (aproximadamente el 7% era cartón), lo que implica que el dinero es un factor importante y por ende, los residentes deberían conocer lo que las municipalidades aceptan y no aceptan.

Entonces, ¿qué debo hacer?
La solución más fácil para este problema es cortar o retirar las partes manchadas de las cajas de pizza y tirarlas. Por ejemplo, puede sacar la parte superior de la caja, reciclar eso y tirar la parte de abajo que contiene la grasa. Si toda la caja no tiene grasa, se puede reciclar toda la caja sin problemas.

Otra opción para el reciclado de cartón es convertirla en abono aunque la regla de la grasa aun se aplica a este caso. "Aun con aceite, no deberían convertirlas en abono [a las cajas de cartón con grasa]. Se pudren y atraen a más bichos y causan olor y no es bueno para las plantas", advierte Gellenbeck.

Lo más importante es que si conoce bien lo que aceptan los recicladores locales, se puede lograr una gran diferencia. "También, depende a dónde el procesador envía el papel", dice Gellenbeck, cuya autoridad sólo se aplica a la ciudad de Phoenix. "Si puede mantener fuera los alimentos, los plásticos y todo lo que realmente no debería estar ahí, sería de ayuda".